Portal Novedades COVID-19

Régimen de Comunicación y aislamiento social, preventivo y obligatorio. Fin de las Dudas.

04 de mayo de 2020

Por Marcos Clariá

Un tema que ha generado muchas dudas y conflictos -varios judicializados- entre padres no convivientes, desde el comienzo de las medidas de aislamiento dictadas por el Gobierno Nacional, es el relacionado a los Regímenes de Comunicación de los padres de niños menores de edad.

En un principio, mediante el dictado del Decreto N° 297/2020 del 19 de marzo del 2020, el Poder Ejecutivo Nacional dispuso el aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO) para todas las personas que habitan en el país o se encuentren en él en forma temporaria, entendiendo que dicha medida es de vital importancia para hacer frente a la situación epidemiológica y mitigar el impacto del COVID-19.

El mencionado decreto en su Art. 6 exceptuó del cumplimiento del ASPO y de la prohibición de circular a ciertas personas aunque omitió tratar o incluir en el mismo el tema de los Regímenes de Comunicación de los padres de hijos menores de edad separados, divorciados y/o no convivientes, lo que -como he mencionado al comienzo- ha generado muchos inconvenientes, conflictos y angustia tanto en padres, que no podían estar con sus hijos, como en los hijos, que no podían ver a uno de sus padres y desconocían por cuanto tiempo dicha situación se prolongaría.

Mediante el dictado de la Resolución 132/202 del 20/3/2020 del Ministerio de Desarrollo Social parecía que dicha situación omisión quedaría  aclarada pero esto no fue así dado que art. 2 dispuso como supuestos de excepción, los siguientes:

a) Cuando al momento de entrar en vigencia la medida de aislamiento social, preventivo y obligatorio el niño, niña o adolescente se encontrase en un domicilio distinto al de su centro de vida, o al más adecuado al interés superior del niño, niña o adolescente para cumplir el aislamiento social mencionado. Este traslado debe ser realizado por única vez;

b) Cuando uno de los progenitores, por razones laborales que se inscriban en alguno de los incisos del artículo 6° del Decreto N° 297/20, de asistencia a terceros u otras causas de fuerza mayor, deba ausentarse del hogar en el que se encuentra el niño, niña o adolescente; pueda trasladarlo al domicilio del otro progenitor, familiar o referente afectivo; y

c) Cuando por razones de salud y siempre en beneficio del interés superior del niño/a, pueda trasladar al hijo/a al domicilio del otro progenitor.

Sin embargo la realidad demostró que dicha resolución (132/20) no solucionaba el asunto de los Regímenes de Comunicación pues los conflictos fueron incrementándose a igual ritmo que los pedidos de habilitación de feria judicial pertinentes, con el fin de obtener una resolución judicial para poder ver a sus hijos ya que en varios casos no los veían hace 40 días.

Finalmente, dichas dudas han sido zanjadas y aclaradas mediante el dictado de la resolución administrativa 703/2020 publicada en el Boletín Oficial con fecha 1 de mayo del 2020, en la cual se resolvió incorporar al listado de excepciones al cumplimiento del “aislamiento social, preventivo y obligatorio” y a la prohibición de circular, a las personas involucradas en los siguientes supuestos:

a) Traslado de niños, niñas y adolescentes, al domicilio del otro progenitor o progenitora, o referente afectivo, siempre que ello sea en el interés superior del niño, niña o adolescente.

b) Si se trata de una familia monoparental, el progenitor o la progenitora podrá trasladar al niño, niña o adolescente al domicilio de un referente afectivo, siempre que ello sea en el interés superior del niño, niña o adolescente.

Además en la referida norma se aclaró en forma expreso que cualquiera de los progenitores o referente afectivo, que esté conviviendo con el niño, niña o adolescente durante el “aislamiento social, preventivo y obligatorio” regulado por Decretos Nros. 297/20, 325/20, 355/20 y 408/20 y sus eventuales prórrogas, se encuentran autorizados para realizar el traslado correspondiente, el que podrá realizarse UNA (1) vez por semana.

Finalmente, respecto de los permisos para circular en ocasión de estos traslado, la resolución dispuso que deberán portar  la declaración jurada aprobada por la Resolución N° 132/20 del MINISTERIO DE DESARROLLO SOCIAL.

Previamente al dictado de esta resolución distintos tribunales de familia que se han adelantado a la decisión que surge de la misma y han decretado la inconstitucionalidad del articulo 2° de la resolución N° 132/20 dictada por el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, resolviendo haciendo lugar al pedido de uno de los progenitores a los efectos de que su hija/o pueda trasladarse a su casa para poder verlo luego de 45 días de aislamiento.

En estos casos, los tribunales tuvieron en cuenta el tiempo transcurrido desde el comienzo de las medidas de aislamiento social, preventivo y obligatorio, como así también la necesidad y el derecho superior de los niños, de tener contacto fluido con ambos progenitores.

Ciertamente, tanto los referidos fallos como la Resolución 703/2020 dictada el pasado 1 de mayo del 2020, acompañan las recomendaciones dictadas por la la OEA (“Guía práctica de respuestas inclusivas y con enfoque de derechos ante el Covid-19 en las Américas”a Infancia, Educación y Asistencia Social en tiempos del Covid-19) y del Comité de los Derechos del Niño.

En síntesis, la Resolución Nro. 703/20 publicada el 1 de mayo del 2020 en el Boletín Oficial, junto con algunos fallos judiciales dictados por jueces de los tribunales de familia, han venido a aclarar y dar una solución normativa a los conflictos que se estaban suscitando entre progenitores respecto a los Regímenes de Comunicación vigentes durante el aislamiento social, preventivo y obligatorio producto del COVID-19, velando así por el interés superior de los niños, niñas y adolescentes, evitando conflictos y situaciones de abuso por parte de algunos de los progenitores, autorizando su traslado y garantizando el derecho de los de los niños, niñas y adolescentes de pasar tiempo con ambos progenitores.

◄ Anterior