Portal Novedades COVID-19

NUEVO PAQUETE DE NORMAS DE EMERGENCIA

02 de abril de 2020

En las últimas horas y dentro del marco de la emergencia sanitaria y económico-financiera que atraviesa el país, el Poder Ejecutivo Nacional dictó los decretos de necesidad y urgencia que a continuación resumimos:

Por medio del DNU 325/2020 se dispuso: (i) la prórroga del “aislamiento social, preventivo y obligatorio” dispuesto por el Decreto 297/20 hasta el 12 de abril inclusive del corriente año, y (ii) el teletrabajo para los empleados del sector público que no se encuentran alcanzados por las excepciones previstas en el artículo 6° del Decreto N°297/20, quienes deberán cumplir con el aislamiento y cumplir en dichas condiciones sus labores, siguiendo las indicaciones de la autoridad jerárquica correspondiente.

Asimismo, mediante el Decreto 326/2020 se instruyó al Ministerio de Desarrollo (en adelante “Autoridad de Aplicación”) y al Fondo de Garantías Argentino (en adelante “FoGAr”), a constituir un Fondo de Afectación Específica con el objeto de otorgar garantías para facilitar el acceso a préstamos para capital de trabajo, por parte de las MiPyMES, ordenandosele al Jefe de Gabinete transferirle al FoGAr con tal propósito la suma de $30.000.000.000.-

En este mismo sentido, a través del Decreto 327/2020 se dispuso prorrogar la suspensión del curso de los plazos dispuesta por el Decreto N° 298/20, que desgrava de derecho de exportación a las exportaciones de las MiPyMES, desde el 1° al 12 de abril de 2020 inclusive. Además se exceptúan de la suspensión dispuesta por este decreto a todos los trámites administrativos relativos a la emergencia declarada por la Ley N° 27.541, ampliada por el Decreto N° 260 del 12 de marzo de 2020 y sus normas modificatorias y complementarias. Y por último se faculta a las jurisdicciones, entidades y organismos del Sector Público Nacional en el ámbito de sus competencias, a la suspensión prevista por el decreto hasta el 12 de abril inclusive.

Por su parte mediante el Decreto 329/2020, el P.E.N dispuso:

(i) Prohibición de despidos sin justa causa y por las causales de falta o disminución de trabajo y fuerza mayor por el plazo de 60 días contados a partir del 31 de marzo corriente, y  (ii) Prohibición de suspensiones por las causales de fuerza mayor o falta o disminución de trabajo por el plazo de 60 días, contados a partir de del 31 de marzo corriente.

No obstante ello, el decreto exime de esta última prohibición a las suspensiones efectuadas en los términos del artículo 223 bis de la Ley de Contrato de Trabajo.

Es importante aclarar que el precitado articulo admite las suspensiones “consensuadas” siempre y cuando medie un reconocimiento en dinero y con carácter no remunerativo en favor el trabajador, y sean materializadas mediante acuerdos individuales y/o colectivos, presentados y homologados por el Ministerio de Trabajo de la Nación.

Aquellos despidos y suspensiones que se dispongan en violación al referido decreto no tendrán efecto alguno, manteniéndose vigentes las relaciones laborales y sus condiciones.

Adicionalmente, por medio del Decreto 332/2020, se creó el “Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción” para empleadores y trabajadores afectados por la emergencia sanitaria, que establece los siguientes beneficios:

1-Postergación o reducción de hasta el 95% del pago de las contribuciones patronales al SIPA.

2-Asignación Compensatoria al Salario, para todos los trabajadores en empresas de hasta 100 empleados, de acuerdo al siguiente esquema:

Para los empleadores de hasta 25 trabajadores: 100% del salario neto, con un valor máximo de UN (1) SMVM vigente. Para los empleadores de 26 a 60 trabajadores: 100% del salario neto, con un valor máximo de hasta un 75% del SMVM vigente. Para los empleadores de 61 a 100 trabajadores: 100% del salario neto, con un valor máximo de hasta un 50% del SMVM vigente.

3-REPRO Asistencia por la Emergencia Sanitaria para los trabajadores en relación de dependencia del sector privado en empleadores que superen los 100 empleados. La prestación por trabajador tendrá un mínimo de $6.000 y un máximo de $10.000.

4-Sistema integral de prestaciones por desempleo para los trabajadores que reúnan los requisitos previstos en las Leyes Nros. 24.013 y 25.371.

Para acceder a los beneficios señalados en los puntos 1, 2 y 3 los empleadores deberán cumplir al menos uno (1)de los siguientes tres (3) requisitos:

-Que sus actividades económicas fueran afectadas de forma crítica en la zona geográfica donde se desarrollan.

-Tener una cantidad relevante de trabajadores contagiados por el COVID 19 o que estén en aislamiento obligatorio o con dispensa laboral por estar en grupo de riesgo u obligaciones de cuidado familiar relacionadas al COVID 19.

-Acreditar una sustancial reducción en sus ventas con posterioridad al 20 de marzo de 2020.

Además los sujetos que cumplan con los requisitos, solo accederán a uno (1) de los siguientes beneficios:  ️

Postergación de los vencimientos para el pago de las contribuciones patronales al Sistema Integrado Previsional Argentino. ️Reducción de hasta el 95% de las contribuciones patronales al Sistema Integrado Previsional Argentino devengadas durante el mes de abril del 2020 para empleadores que no superen los 60 trabajadores contratados (aquellos que lo superen, deberán promover el Procedimiento Preventivo de Crisis)

La AFIP dispondrá los vencimientos especiales para el pago de las contribuciones patronales.

Se elevará los montos de las prestaciones económicas por desempleo a un mínimo de $6.000 y un máximo de $10.000.

Los empleadores alcanzados por los beneficios deberán acreditar ante la AFIP, la nómina del personal alcanzado y su afectación a las actividades alcanzadas, pudiendo el Ministerio de Trabajo relevar datos adicionales y realizar visitas de evaluación.

Asimismo, el decreto excluye de estos beneficios a aquellos empleadores que realizas las actividades y/o servicios declarados esenciales.

Para finalizar, el Banco Central de la República Argentina (BCRA), a través de su Comunicación “A” 6949, resolvió: (i) La apertura al público de las sucursales de las entidades financieras y cambiarias a partir del 3.4.2020 inclusive para la atención de clientes que resulten beneficiarios de haberes previsionales y pensiones integrantes del SIPA, o beneficiarios de prestaciones, planes o programas de ayuda abonados por la ANSES u otro ente administrador de pagos, (ii) modificar el punto 6 de la Comunicación “A” 6942 garantizando la operatoria a través del SIOPEL de las operaciones cambiarias mayoristas y de las licitaciones de Letras de Liquidez, sin restricción de fechas, (iii) los saldos impagos correspondientes a vencimientos de créditos otorgados por entidades financieras que operen a partir del 1.4.2020 hasta el 30.6.2020 sólo podrán devengar el interés compensatorio a la tasa prevista contractualmente. En el caso de saldos impagos de las financiaciones de entidades financieras, excluidas las tarjetas de crédito, que operen en el periodo citado, la entidad deberá incorporar dicha cuota en el mes siguiente al final de la vida del crédito, considerando el devengamiento de la tasa de interés compensatorio, (iv) los vencimientos de resúmenes de tarjetas de créditos que se produzcan entre los días 1 al 12 de abril de 2020 podrán ser cancelados el 13 de abril sin ningún recargo. Además, a partir del 1.4.2020, la tasa de interés nominal anual (TNA) para saldos de financiaciones de tarjetas de crédito no podrá superar el 49 %, y (v) las entidades financieras deberán adoptar las medidas necesarias a fin de habilitar buzones de depósito y un sistema de recepción de efectivo por montos mayores en todas sus sucursales.

Para mas información comunicarse con:
Santiago Casares - scasares@clariatrevisan.com.ar

◄ Anterior