Portal Novedades COVID-19

El coronavirus, una enfermedad de carácter profesional no listada

14 de abril de 2020

Mediante el DNU 367/20 dictado el 13 de abril del corriente año se dispuso que la enfermedad COVID-19 será considerada presuntivamente como una enfermedad de carácter profesional no listada en los términos del art. 6, apartado 2 inciso b de la Ley N° 24.557.

Esta norma resulta beneficiosa en la actual crisis sanitaria y económica que estamos atravesando, considerando el alto grado de contagio que tiene el virus, ya que aliviará un poco las economías de las empresas al quedar las contingencias a cargo de las ART.

Pero qué significa realmente esto? Qué trabajadores están incluidos? Por cuánto tiempo deberán responder las A.R.T.? Cuál es la vigencia? A continuación responderemos estas preguntas y así clarificar la escena.

¿Qué significa que el COVID-19 es considerada una “enfermedad profesional no listada”?

La Ley N° 24.557 de Riesgos de Trabajo dispone en su artículo 6 que una “enfermedad profesional no listada” es aquella que resultará resarcible porque es provocada por causa directa e inmediata de la ejecución del trabajo, excluyendo la influencia de los factores atribuibles al trabajador o ajenos al trabajo. En consecuencia, al ser considerada una “enfermedad profesional no listada”, las A.R.T. deberán cubrir todas las prestaciones de aquellos trabajadores que la hayan contraído y que se encuentren alcanzados por el decreto.

¿Qué trabajadores son alcanzados por el decreto?

Es importante destacar que la cobertura no alcanzará a todos los trabajadores indistintamente sino que, en virtud de lo dispuesto por el DNU, serán incluidos únicamente aquellos trabajadores dependientes que realizan actividades esenciales conforme al art. 6 del DNU 297/20 y sus modificatorias, y que hayan contraído la enfermedad. El decreto hace una distinción para los trabajadores de la salud, ya que en estos casos se considerará que la enfermedad COVID-19, guarda relación de causalidad directa e inmediata con la labor efectuada, salvo que se demuestre, en el caso concreto, la inexistencia de este último supuesto fáctico.

La determinación definitiva del carácter profesional de la enfermedad estará a cargo de la Comisión Médica Central (CMC) que, entenderá originariamente para confirmar la presunción establecida por el DNU y establecerá la relación de causalidad directa e inmediata entre la enfermedad denunciada con la actividad del trabajador, siempre debiendo contemplar que su trabajo esté incluido entre las actividades esenciales. A tales fines, la CMC podrá invertir la carga de la prueba a favor del trabajador si se constataren la existencia de varios contagiados en su ámbito de trabajo o posible contacto con un infectado, y todos aquellos indicios que concluyan que la enfermedad fue contraída en ejercicio de sus funciones laborales.

¿Cuál es la vigencia del DNU?

Las disposiciones serán aplicadas a todos aquellos casos que, cumpliendo con los extremos anteriormente mencionados, se hubieran producido a partir del 19 de marzo pasado, a partir de la entrada en vigencia del “aislamientos social, preventivo y obligatorio”.

Ahora bien, para saber hasta cuando rige el DNU estamos ante dos situaciones distintas:

– En el caso de los trabajadores de la salud las disposiciones regirán hasta los sesenta (60) días posteriores a la finalización de la vigencia de la declaración de la emergencia pública sanitaria dispuesta por el DNU 260/20, y sus eventuales prórrogas.

– Para todos los otros casos, se regirán hasta la finalización del “aislamientos social, preventivo y obligatorio” previsto por el DNU 297/20 y sus sucesivas prórrogas.

◄ Anterior